De los días 249 hasta 267: La increíble viaje a San Diego más las pruebas finales

Standard

Es increíble como fue posible para mi encontrar tiempo para volver a estudiar Español, mismo en este hostel. La viaje a partir de lo Aeropuerto Internacional de Raleigh-Durham podría ter sido muy mejor porque el cielo estaba muy nublado prácticamente todo el tiempo, pero logré tirar unas fotos de la paisaje abajo del avión.

Fue saludado por mi amigo cuando llegué en el Aeropuerto Internacional de San Diego. Ello esperó por mi hasta 6 horas sin hacer nada a no ser mirar los aviones despegando y aterrizando. Si dependiese de mi, no tenía esperado por ello durante todo aquél tiempo.

IMG_20150509_150905

Mis finales fueron increíblemente tranquilas porqué una de ellas era una de aquellas que traer hasta mi casa y podría hacer ella allá mismo. Esta prueba fue la de Mecánica de los Fluidos e logré una puntuación de setenta y cinco por ciento de cien por ciento. La prueba final de Ecología Forestal fue la peor prueba de aquella materia que hizo. Ella tenía las peores preguntas de todas las pruebas en termos de memorización. Pero lo increíble es que logré una puntuación B en la materia. Y debo decir que B definió mi semestre todo. En prácticamente todas las materias en mi último termo en la Universidad del Estado de La Carolina del Norte logré puntuación B. No hay mucho que decir sobre las pruebas de Áreas Costeras y Psicología docientos además que fueron similares a la prueba de Ecología Forestal, pero mucho menos peores en termos de memorización.

Cuando yo y mi amigo salimos del aeropuerto, nos ponemos a encontrar una manera de llegar hasta el hostel. Intentamos utilizar el Uber, pero el motorista no quería nos llevar porque teníamos muchas malas y todas no cabrían en su coche. Tuvimos que coger un taxi hasta el hostel. Tenia sido mucho mejor coger el Uber porque la viaje costaría menos de veinte dólares y por tanto, tenia nos salido de gracia.

IMG_20150512_131105

Antes de llegar hasta al hostel, la primera cosa que noté fue un barco muy antiguo. Me impresioné mucho vi a él, pero cuando pasé próximo de ello pela segunda vez, noté que era apenas museo. Me tenía encantado mucho viajar con ello pelo Océano Pacífico, dada la oportunidad.

Cuando llegamos hasta el hostel, tuvimos una gran dificultad de llevar las malas hasta el topo del hostel. Ello tiene los dormitorios en su segundo andar y no había elevadores. Tuvimos que improvisar e fue muy difícil llevar todo, pero fuimos bien sucedidos. La primera impresión que tuve del hostel fue muy buena, pero es apenas un hostel y ahora quiero apenas salir de este hogar y no tener que abrir mis malas toda la vez que quiero coger alguna cosa. Los cuartos de baño son muy buenos, así como los váteres. Las camas son muy buenas también, especialmente porque tienen tomas de corriente y lámparas. Los cajones también tienen tomas de corriente. Las personas que trabajan y mantienen el hostel son muy agradables (en su mayoría, porque hay una mujer aquí a que no me gusta mucho).

La ciudad en sí es muy guapa, pero me recuerda mucho al Brasil y para mí eso fue un problema en los primeros días. Tuve que hacer comparaciones con Londrina durante todo el tiempo al mi amigo. Y como Raleigh es muy diferente de San Diego y en muchos pontos, mejor, tuve que mencionar esas ventajas tambien jajajajajaja

En los primeros días, es claro que las primeras cosas que hacemos fue ir hasta las playas. Fuimos a la playa de Coronado y a de La Jolla Cove. Encontré un amigo del mi amigo durante el segundo día e él es muy divertido. Me recuerdo que en el tercero día aquí fue hasta el Parque Balboa, pero no había mucho que mirar allá y mirando las fotos que veo ahora, creo que no exploré el parque todo (en mi cabeza, pensé que había explorado todo).

En él último viernes, me encontré con más una menina. Fuimos hasta un Bar y Pizzería (por alguna razón, el corrector piensas que la palabra “Pizzería” no existe en Español. Que raro). En él sábado, fuimos hasta la Playa del Pacífico y allá, yo degusté un brunch muy americano, con derecho a bacon y a más otras cositas. No quería gastar comiendo, pero como aun precisaba me encontrar con una amiga, tuve que remover de mi bolso más de trece dólares. Después, me encontré con otra amiga en el desembarcadero de la playa y fuimos hasta una tienda de ropas. Me divertí mucho al su lado mientras ella tentaba encontrar ropas para comprar.

Hoy yo fue hasta la Playa Imperial (que es limpia, pero muy peligrosa debido a las corrientes fuertes y presencia de produtos químicos despejados por una industria mexicana) y hasta el famoso outlet en la frontera. No me quedé por mucho tiempo en outlet porque estaba con mucha hambre. Y ahora estoy aquí escribiendo eso y apenas quiero terminar este post.

Hasta otra vez!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s